El amor todo lo puede…


La enfermedad de Alzheimer (EA), también denominada mal de Alzheimer, demencia senil de tipo Alzheimer (DSTA) o simplemente alzhéimer, es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Es la forma más común de demencia, es incurable y terminal, y aparece con mayor frecuencia en personas mayores de 65 años de edad.

A medida que progresa la enfermedad, aparecen confusión mental, irritabilidad y agresión, cambios del humor, trastornos del lenguaje, pérdida de la memoria de largo plazo y una predisposición a aislarse a medida que los sentidos del paciente declinan. Gradualmente se pierden las funciones biológicas que finalmente conllevan a la muerte. El pronóstico para cada individuo es difícil de determinar. El promedio general es de 7 años, menos del 3% de los pacientes viven por más de 14 años después del diagnóstico… Devastador.

alzheimer-comparativa-simpleLa causa del alzhéimer permanece desconocida, aunque las últimas investigaciones parecen indicar que están implicados procesos de tipo priónico (protéico). Las investigaciones suelen asociar la enfermedad a la aparición de placas seniles y ovillos neurofibrilares. Existen tres principales hipótesis para explicar el fenómeno: el déficit de la acetilcolina, la acumulación de amiloide o tau y los trastornos metabólicos. El primero parece no ser la causa, aunque sí juega un papel importante en su aparición. El acúmulo anómalo de las proteínas beta-amiloide y tau en el cerebro de los pacientes con alzhéimer se produce minoritariamente por la aparición de mutaciones en los genes PSEN1, PSEN2 y en el gen de la APP, localizado en el cromosoma 21. Esa relación con el cromosoma 21, y la tan elevada frecuencia de aparición de la enfermedad en las trisomías de ese cromosoma, hacen que la teoría sea muy evidente. Producidas principalmente en el cerebro, con una estructura similar, la función principal que desempeñan ambas PSEN consiste en el procesamiento proteolítico de numerosas proteínas de membrana de tipo 1, entre ellas la APP, formando parte de la γ secretasa; de ahí la importancia de las PSEN en la Enfermedad de Alzheimer, ya que a través de la regulación de la γ secretasa determinan la forma de Aβ que se genera y por tanto su acumulación en el tejido cerebral. Otro gran factor de riesgo genético es la presencia del gen de la APOE4, el cual tiende a producir una acumulación amiloide en el cerebro antes de la aparición de los primeros síntomas del alzhéimer, lo que podría ser determinante a la hora de un diagnóstico precoz.

 >> Novedad: Identificada la causa del alzheimer

Investigaciones recientes han relacionado la demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer, con desórdenes metabólicos, particularmente con la hiperglicemia y la resistencia a la insulina, lo que apoya la tercera hipótesis. Actualmente, nuevos estudios de la mano de la Academía Americana de Neurología han demostrado que la falta de Vitamina D hace más propenso al paciente de contraer Alzheimer.

Los tratamientos actuales ofrecen moderados beneficios sintomáticos, pero no hay tratamiento o evidencias que retrasen o detengan el progreso de la enfermedad. Sin embargo, el neurólogo Gurutz Linazasoro ha propuesto una vacuna preventiva cuyo objetivo, según ha dado a conocer el científico, es detener la principal lesión cerebral vinculada al Alzheimer: la producción de placas amiloides. La vacuna produciría anticuerpos encargados de eliminar el beta amiloide 40 y 42, que son las causantes de la neurodegeneración cerebral. De acreditarse su inocuidad, la vacuna no estará en el mercado hasta dentro de seis o siete años.

Otra de las áreas de investigación es la medicina regenerativa. Se trata de inyectar en el cerebro del paciente células madre embrionarias o adultas para intentar detener el deterioro cognitivo. Ya se han hecho experimentos en humanos con resultados positivos. Otra línea de las células madre pluripotentes, es que ayudarán a diseñar ensayos clínicos más sensibles para detectar si un fármaco es efectivo y a identificar pacientes que se puedan beneficiar. +

Una terapia llamada estimulación cerebral profunda (ECP), que involucra la liberación de impulsos eléctricos para regular la actividad cerebral, ya se utiliza con éxito para tratar diversas enfermedades neurológicas. Por ejemplo, se ha utilizado con decenas de miles de personas que sufren enfermedad de Parkinson. Ahora, la terapia podría ser una alternativa para revertir el deterioro cognitivo de las personas con Alzheimer. Lo que ocurre con este tipo de trastornos neurológicos es que se altera la química cerebral y esto conduce a una actividad eléctrica anormal que puede expresarse en temblores, deterioro cognitivo o trastornos psiquiátricos. La estimulación cerebral intenta normalizar esa actividad por medio de una serie de impulsos eléctricos que se dirigen a la parte afectada del cerebro con un dispositivo operado por una batería, llamado neuroestimulador, similar a un marcapasos cardíaco. Aunque los resultados con pacientes de Parkinson y otros trastornos han sido muy exitosos, la aplicación para Alzheimer todavía está en sus primeras etapas.

Hay tratamientos farmacológicos esperanzadores, como el de la NitroMemantina (que se encarga de ‘revertir’ la pérdida de conexiones cerebrales, apuntando a las sinapsis perdidas) de los que aún se están esperando resultados. Estaremos pendientes…

También hay una aplicación para iOS llamada Clevermind, que ayuda a ejercitar la mente de pacientes con Alzhéimer.

Sin embargo, no hay evidencias científicas al respecto, pero sí hay ciertos estudios científicos publicados en revistas de prestigio, que establecen estadísticamente que llevar una vida saludable de ejercicio y componentes de una dieta mayoritariamente mediterránea (incluído un consumo diario moderado de café y chocolate negro de más del 72% en cacao), mantener diferentes actividades intelectuales, como el jugar al ajedrez, al Go, la lectura, el completar crucigramas o las interacciones sociales frecuentes, hablar varios idiomas, evitar el estres, la diabetes o el tabaquismo,… contribuyen a una notable prevención de la enfermedad, o al menos a su retraso.

Pero el amor… el amor todo lo puede…

Momentos de lucidez de una enfermedad devastadora que hacen que todo lo demás, simplemente, valga la pena. Aún recuerdo algunos momentos parecidos cuando era pequeño e intentaba que mi abuela Lola recordara quién era yo… Creo que gracias a mi abuela, y por culpa de esta enfermedad, me interesa todo lo relacionado con la Neurología, Neurociencia y Neuroingeniería. A ver qué conseguimos, en pos de la Ciencia y de todas nuestras abuelas y abuelos, porque sin ellos, no estaríamos aquí…

ABUELOS FELICES

ACTUALIZACIÓN

Identifican el punto débil del cerebro para el Alzheimer y la esquizofrenia

Investigadores del Medical Research Council de Reino Unido han descubierto que el cerebro tiene un punto débil para la enfermedad de Alzheimer y la esquizofrenia que favorece la aparición de ambas patologías, lo que al mismo tiempo también puede servir para detectarlas precozmente.

31El área del cerebro implicada se desarrolla al final de la adolescencia y comienza a deteriorarse precozmente durante el envejecimiento, según reconocen los autores del hallazgo que publica en su último número la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences‘ (PNAS).

Los investigadores, liderados por Gwenaëlle Douaud, de la Universidad de Oxford, llevaron a cabo un estudio con 484 voluntarios sanos de 8 a 85 a quienes sometieron a una resonancia magnética para ver cómo el cerebro va cambiando de forma natural con la edad.

De este modo, las imágenes revelaron que las partes del cerebro que fueron las últimas en desarrollarse también fueron las primeras en mostrar signos de deterioro relacionados con la edad, y que esta red de células nerviosas o materia gris eran las encargadas de coordinar la información “de orden superior” procedente de los diferentes sentidos, como la vista y el oído.

Lo llamativo fue que, cuando los investigadores analizaron estos resultados con los de pacientes con Alzheimer y esquizofrenia, encontraron que las mismas regiones del cerebro estaban afectadas, lo que sugiere también que ambas enfermedades están relacionadas, como ya habían apuntado estudios previos.

De hecho, ha explicado Hugh Perry, uno de los autores del trabajo, al principio la esquizofrenia se conocía como “demencia precoz” pero hasta ahora no había evidencias claras de que las mismas partes del cerebro pudieran estar asociadas con estas dos enfermedades diferentes.

“Este estudio a gran escala y detallado proporciona un importante y hasta ahora desconocido vínculo entre el desarrollo, el envejecimiento y los procesos de enfermedad en el cerebro”, ha relatado a la BBC, en declaraciones recogidas por Europa Press.

Además, este experto reconoce que el hallazgo plantea cuestiones importantes sobre los posibles factores genéticos y ambientales que pueden condicionar su aparición.

FUENTE: Antena3.com

ACTUALIZACIÓN

Neuron Bio desarrolla un nuevo método de diagnóstico del alzhéimer

  • El nuevo método patentado consiste en la identificación de una serie de biomarcadores a partir de muestras de sangre.
  • Mejora significativamente las actuales técnicas de medición en el líquido cefalorraquídeo y evita la realización de técnicas más complejas e invasivas

Granada, 16 de marzo de 2015. Neuron Bio (NEU.MC) ha registrado una patente para el diagnóstico del alzhéimer que supone un importante avance contra esta enfermedad, al tratarse de un método no invasivo para el paciente, además de ser más rápido y sencillo, ya que se realiza mediante un análisis de sangre.

El nuevo método, basado en la identificación de una serie de biomarcadores, permite diagnosticar de manera fiable a los pacientes con alzhéimer y además anticipar el progreso de la enfermedad antes de que aparezcan los signos clínicos de demencia, mejorando la eficacia de los actuales métodos (ver gráfico). La patente consigue mejores resultados que herramientas similares en desarrollo por centros de investigación de referencia (Universidad de Stanford, King’s College, Universidad de Rochester o el consorcio australiano AIBL) (ver tabla).

Esta nueva solicitud de patente ha sido posible gracias a las investigaciones del equipo de Neuron Bio, y la participación activa de personal investigador de hospitales españoles de referencia, como los hospitales Virgen de las Nieves y Clínico de Granada, o los madrileños Ramón y Cajal y La Paz. En palabras del Presidente de Neuron Bio, el doctor Fernando Valdivieso, “supone uno de los mayores hitos de la empresa en el trabajo que venimos desarrollando en los últimos 10 años en la prevención, diagnóstico y tratamiento del alzhéimer, al permitir un claro avance respecto a los métodos actuales y se suma a la cartera de patentes diagnósticas de la compañía que utilizan biomarcadores para el diagnóstico de enfermedades neurodegenerativas”

El nuevo método facilitará el diagnóstico clínico de la demencia debido a la alternativa que ofrece al utilizar una muestra de sangre frente al actual análisis en líquido cefalorraquídeo, lo que conlleva a someter al paciente a una incómoda punción lumbar y a procesos de análisis y de evaluación más largos.

Por su parte, el Director General de Neuron Bio, el doctor Javier S. Burgos, ha indicado que “esta herramienta no sólo será útil para la práctica clínica, sino que además tendrá un gran valor para las grandes empresas farmacéuticas con compuestos en fases clínicas para la enfermedad de Alzheimer, ya que permitirá identificar a los individuos idóneos para participar en los ensayos reduciendo costes y evaluar su efecto sobre el curso de la enfermedad, aumentando de esta forma la probabilidad de éxito de los nuevos tratamientos”.

El proyecto, en el que el equipo de científicos e investigadores de Neuron Bio lleva trabajando los 3 últimos años, ha contado con el apoyo de la CTA (Corporación Tecnológica de Andalucía) y ha sido subvencionado por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía y por el Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de España.

tabla

tabla-2

Contacto: Malena Valdivieso, mvaldivieso@neuronbio.com, Tef.: +34 958 750 598, www.neuronbio.com

Artículo original: http://www.neuronbio.com/sp/noticias.aspx?id=571

ACTUALIZACIÓN

Identificada la causa del Alzhéimer, se abren nuevas vías para su tratamiento

Una investigación de la prestigiosa Clínica Mayo (EE.UU.) ha concluido tras el examen de más de 3.600 cerebros postmortem (de los que 1.375 tenían alzhéimer confirmado) que la proteína tau es la máxima responsable de la pérdida y deterioro de la memoria cognitiva en la enfermedad de Alzheimer. El estudio ha sido publicado en la revista Brain.

Según los resultados de la investigación, la proteína amiloide, también característica de la enfermedad de Alzheimer, no es la principal culpable de esta grave enfermedad sino la proteína tau. “Durante los últimos 25 años nos hemos centrado la proteína amiloide”, acalara Melissa Murray, coautora del estudio. Sin embargo, en el nuevo trabajo los científicos analizaron simultáneamente el progreso de ambas proteínas, tau y amiloide, en varios miles de cerebros postmortem de pacientes de distintas edades y en diferentes etapas de la demencia, donados a la ciencia.

El examen de los datos, gracias a que el cerebro según avanza la enfermedad “nos ofrece una perspectiva del impacto cognitivo de un amplio espectro sobre la severidad de la proteína amiloide y la tau”, aclara Murray y ha permitido entender los cambios en ambas con el paso del tiempo. Así la evolución de la proteína tau provoca una inestabilidad en las neuronas del hipocampo, el centro de la memoria, lo que provoca finalmente la muerte de las neuronas.

“La evidencia sugiere que la proteína tau tóxica se propaga de una célula a otra a través de la corteza cerebral, la parte exterior del cerebro que participa en los niveles superiores de pensamiento, planificación, el comportamiento y atención, funciones que se ven alteradas en el alzhéimer. Sin embargo, el estudio muestra que la acumulación de amiloide tiene una fuerte relación con una disminución de la cognición, pero al tener en cuenta la gravedad de la patología tau, la relación entre amiloide y la cognición desaparece, lo que indica que la proteína tau es el conductor del alzhéimer”, sentencia Murray.

Estos resultados revelan que una terapia dirigida a detener esta proteína tau tóxica responsable de la enfermedad, debería representar un nuevo enfoque médico para el tratamiento del alzhéimer.

FUENTE: MuyInteresante.es

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s